CARGANDO

Teclea tu búsqueda

Tags: ,

CHOW MEIN DE POLLO

Compartir

Hola a tod@s,

Acabo de llegar a Trang, una ciudad de provincias en el extremo sur de Tailandia. Siempre que se dice «ciudad de provincias» en cualquier país asiático suele significar un lugar polvoriento, dormido y en medio de ninguna parte. De esos que cuando llegas, y el tren se aleja detrás tuyo, exclamas, «pero que mierda hago aquí…». Trang no es una excepción. Que hago aquí.

Pero bueno. Llegué a Bangkok desde Chiang Mai el viernes por la mañana, roto por 18 horas de asiento en un tren de 2ª clase. Enseguida me di cuenta que no me apetecía pasar ni un rato más allí. No es que Bangkok no me guste. Me gusta, y además la comida es increíble. Pero ya he pasado demasiado tiempo en sus atascos, y conozco sus humos, su tráfico y las caras de sus vendedores. Así que el sábado volví a hacer el petate y me embarqué en otro 2ª de camino al sur.

Como digo en Trang no hay mucho que hacer. Pero es una ciudad con una población muy mezclada; china, tailandesa budista, musulmana. Y tiene reputación de tener muy buena cocina y un mercado nocturno donde encontrar una buena representación de todas las cocinas regionales del país. Además, al haber tantos chinos, hay un buen surtido de viejos «kopitiams» y de restaurantes de dim sum.

Llegué esta mañana y después de un paseo un tanto fantasmal me desayuné-almorcé un delicioso «gaeng karee gai», un curry de pollo con batatas, típico del sur. Y dentro de un rato, cuando baje un poco la chicharrera, me lanzaré a probar y descubrir cosas. Ya os contaré.

Hoy os dejo una receta que tenía en la recámara. Espero que os guste.

“Chow Mein”, en cantonés, significa literalmente “noodles fritos”. Es una receta originaria de China que hoy se encuentra en cualquier parte del mundo. En China, por supuesto, pero también en países tan dispares como Nepal, India, Estados Unidos, Malasia… En cada uno se adapta al país y sus peculiaridades y se le conoce con un nombre diferente; Chow Chow, Mee Goreng, Char Kway Teow, Pad Thai…

En todos los casos es una receta sencilla, versátil y rápida. Uno de esos platos que gustan a todos y con los que es imposible fallar. Además es un plato de sobras, que se prepara con cualquier cosa que tengas a mano en la nevera.

Lo único importante para que salga perfecto es seguir unas pequeñísimas reglas. ¿Se puede pedir más?

Se cocina en wok, pero una sartén es igual de buena. Es importante que no lo sobrecargues, o la temperatura bajará y la comida se cocerá en lugar de saltearse. Lo mejor es que cocines 1 o 2 raciones de una vez. !No más¡ Ten todos los ingredientes a mano y troceados. Recuerda que en un wok la temperatura y la brevedad son la esencia. Queremos que los alimentos estén cocinados, pero aún frescos, crujientes, llenos de color y sabor. Algo importante, ten siempre a mano un poco de caldo o agua. En pequeñas cantidades te servirá para bajar la temperatura del wok si algo se te esta quemando (esto puede pasar con el ajo).

Mi chow mein favorito no existe. Depende del día, y sobretodo de lo que tenga en la nevera. Pero esta sería la esencia; noodles (en este caso yo empleo de huevo secos, pero cualquier otro de arroz o soja son perfectos), una base aromática de cebolletas, jengibre, ajo y guindillas, la proteína animal que tengas en la nevera, (pollo, cerdo, gambas), y vegetales crujientes; zanahorias, brócoli, bok choy, maíz baby… La sazón es sencilla, normalmente solo soja clara, soja oscura y aceite de sésamo.

Y recuerda lo más importante; «se heterodoxo». Cocina con lo que tengas en casa. !Y disfruta mucho¡

Para 1 persona;

Ingredientes;

60 gr. de noodles de huevo secos
100 gr. de carne de pechuga de pollo en trozos pequeños
4 gambas peladas
1 cebolleta china picada
1/2 chile rojo fresco en rodajas
1 cucharadita de ajo picado o ajo frito en aceite

La Marinada,

1 cucharadita de salsa de soja clara
Unas gotas de aceite de sésamo
Pimienta negra

Vino chino
2 cucharadas de agua
2 cucharaditas de salsa de soja clara
1 cucharadita de salsa de soja oscura

3 setas siitake frescas (cualquier otra seta o champiñón es perfecto)
1/2 tallo de bok choy enano troceado
1/2 zanahoria en juliana
3 mazorcas de maíz baby troceadas

Pimienta blanca
Aceite de sésamo
Granos de sésamo tostado
Chiles en vinagre

Preparación;

Marina el pollo con la soja, el sésamo y la pimienta. Deja reposar unos 20 minutos.

Blanquea el bok choy y la zanahoria en agua hirviendo durante 2 minutos. Cuela y escurre.

Hierve los noodles el tiempo que indique el paquete. Refresca y escurre bien.

Y ahora llega el momento de cocinar. Pon el wok al fuego. Cuando comience a humear añade un poco de aceite y distribúyelo bien por la superficie. A fuego suave saltea la cebolleta, el chile y el ajo unos segundos. Cuando comiencen a dorarse sube el fuego y añade el pollo y las gambas. Sella. Incorpora las setas y sofríe hasta que comiencen a ablandarse. Si fuera necesario moja con un poco de vino chino o agua para que se cuezan mejor.

Añade el bok choy, las zanahorias y el maíz, y rehoga 1 minuto a fuego fuerte.

Incorpora los noodles, mezcla bien y saltea durante otro minuto, hasta que todos los ingredientes estén bien ligados y aliñados uniformemente.

Sazona con la soja clara y oscura y sigue durante otro minuto.

Al final pon pimienta blanca y algo de aceite de sésamo. Sirve con granos de sésamo tostado por encima, y un plato con chiles en vinagre.

!Que aproveche¡

Tags:

Quizá te guste también

Cuéntame

Your email address will not be published. Required fields are marked *